Feb
19
2015

Satelite Aquarius

El satélite Aquarius ya dio sus resultados!!!

satélite Aquarius
Cabe recordar que el SAC-D, fue completamente diseñado y construido por Invap en Bariloche para la Comisión Nacional de Actividades Espaciales
El satélite argentino, que se dedicó a medir la salinidad de los océanos, fue puesto en órbita desde la base Vanderberg de la Fuerza Aérea norteamericana en Lompoc y fue seguido por la Jefe de Estado mediante una videoconferencia.

El mismo fue desarrollado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), que depende de la Cancillería argentina, en cooperación con la NASA y la participación de entes del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología y empresas de base tecnológica Heliocincrónica.
L
Técnicas pioneras que utilizan satélites para hacer un seguimiento de la acidificación del océano revolucionan la forma en que los biólogos marinos y los científicos del clima estudian el océano.
L
revista Environmental Science and Technology Este nuevo enfoque, publicado en la revista Environmental Science and Technology, proporciona la posibilidad de observar a distancia grandes extensiones de océano inaccesibles, a través de satélites que orbitan la Tierra a unos 700 kilómetros por encima de nuestras cabezas.

Cada año, más de un cuarto de las emisiones mundiales de CO2 de la quema de combustibles fósiles y la producción de cemento es absorbido por los océanos de la Tierra. Este proceso vuelve el agua de mar más ácida, lo que dificulta la vida a algunos organismos marinos. El aumento de las emisiones de CO2 y el aumento de la acidez del agua de mar en el próximo siglo podría llegar a devastar algunos ecosistemas marinos, un recurso alimentario del que dependemos, por lo que la cuidadosa supervisión de los cambios en la acidez de los océanos es crucial.

Universidad de Exeter Investigadores de la Universidad de Exeter, del Laboratorio Marino de Plymouth, del Instituto francés de investigación Ifremer
para la explotación del mar (Ifremer), la Agencia Espacial Europea y un equipo internacional de colaboradores están desarrollando nuevos métodos que permitan observar la acidez de los océanos desde el espacio.
L
“Los satélites pueden llegar a ser cada vez más importantes para controlar la acidificación del océano, en especial en aguas distantes”, dice el Dr. Jamie Shutler, del Departamento de Geografía del Campus Penryn de la Universidad Exeter, en Cornwall, responsable de dirigir la investigación. Dr. Jamie ShutlerDr. Jamie Shutler
“Somos pioneros en este enfoque de fusión de datos para poder observar grandes extensiones de los océanos de la Tierra, lo que nos permite identificar rápida y fácilmente aquellas áreas con mayor riesgo de aumento de la acidificación.”

Los métodos actuales de medición de la temperatura y la salinidad para determinar la acidez se limitan al empleo de instrumentos in situ y a mediciones realizadas por buques de investigación. Este enfoque limita la toma de muestras a áreas pequeñas del océano, debido a que los buques de investigación son muy caros de mantener y operar.

Las nuevas técnicas emplean cámaras térmicas montadas en los satélites para medir la temperatura del océano, y sensores de microondas para medir la salinidad. En conjunto, estas mediciones se pueden utilizar para evaluar la acidificación del océano más rápidamente y en áreas mucho más grandes de lo que ha sido posible hasta ahora.

El Dr. Peter Land, del Laboratorio Marino de Plymouth, que es el autor principal del artículo, agrega: “Ahora es el momento de evaluar cómo sacar el mayor provecho de los satélites y de los datos in situ para que nos ayude a entender la acidificación oceánica, y a establecer dónde los datos obtenidos por teledetección pueden producir los mejores aportes”. PeterLandDr. Peter Land
L
Algunos de los satélites existentes se pueden utilizar para la tarea, incluido el sensor de humedad del suelo y salinidad oceánica (SMOS) de la Agencia Espacial Europea, que fue lanzado en 2009, y el satélite Aquarius de la NASA, lanzado en 2011.
El desarrollo de la tecnología y la importancia de hacer un seguimiento de la acidificación del océano es probable que apoyen el desarrollo de nuevos sensores satelitales en los próximos años.
L
En mi próxima entrega, escribiré sobre las consecuencias de la acidificación en el desarrollo de la acuicultura oceánica.


1 Comentario + Comentar

Deja un comentario

Categorias

Archivos